BV

BidV

29/10/10

Josefa Ruano Cerdán (esposa de Pascual Blanco Cantos, “Pincelín”). 19ª Semblanza de Almansa

 Siempre ha habido y habrá almanseños –hombres y mujeres- que de manera callada, a la vez que crecen como personas, van engrandeciendo el nombre de su ciudad. La historia de esta familia es suficiente argumento como para escribir una novela o hacer una película. Por la sencillez y avatares de una mujer luchadora, por la personalidad variopinta y rica de matices de su esposo y por el trabajo infatigable de toda la familia y sus colaboradores. En el caso de Josefa y Pascual, el trabajo y el esfuerzo diario y constante han merecido la pena y han recibido su justa recompensa.

1-Si le dicen que mucha gente conoce al pueblo de Almansa más por el “Mesón de Pincelín” que por su Castillo, ¿qué es lo que Vd. siente?

Un gran orgullo y mucha satisfacción.


2-¿Cómo llegó al negocio de la restauración? ¿Y su marido?

Yo, por necesidad. Tenía dos criaturas de poca edad, y los tenía que sacar adelante. Mi marido no pertenecía a este mundo. Cuando nos casamos, decidió ayudarme y así dejó su profesión de peluquero con “el maestro Zoroa”.

3-¿Qué cambios importantes se han dado en su Restaurante?

Hemos pasado de una taberna de barrio, con pocas pretensiones, a un restaurante del que nos sentimos orgullosos.

4-¿A qué cree que se debe la fama de “Pincelín”? ¿A sus guisos, a la simpatía de su marido, a la atención de los camareros…?

A todo un poco. En la cocina nos esforzamos en preparar los guisos con enormes ganas de hacerlo bien. Aprovechamos en todo momento los productos de temporada. Mi esposo ayudó a proyectar “Pincelín” al nivel en que hoy se encuentra. El personal que nos ayuda -y al que consideramos como si fuera de casa- trabaja con ilusión y profesionalidad.

5-¿Quiénes han sido los artífices del éxito?

El personal que en él ha trabajado. Tanto familia como empleados.

6-¿Por qué el nombre de “Pincelín? Cuéntenos algunas anécdotas de su marido.

Mi marido siempre cuidó con esmero tanto su aseo personal como la vestimenta y calzado y, cuando a él me refería, siempre indicaba que iba “como un Pincel”. De ahí el nombre de “Pincelín” y la posterior denominación del establecimiento hostelero.
En cuanto a las anécdotas son muchas las que recuerdo, tantas que sería muy largo de contar. Sirva como ejemplo que la primera labor del día, al salir de casa, era acudir a la Fábrica de Gonzalo (la de la C/Hernán Cortés) a que le lustrasen los zapatos, pasándolos por los cepillos. Después iba al mercado, y siempre compraba lo mejor.
Me gustaría citar algunos versos de un largo Poema que Juan Cuenca Martínez, amigo nuestro, además de cliente y proveedor, nos dedicó:

Pasamos con todo esmero
yo diría con postín,
a deletrear un nombre,
tan singular y certero,
tan propio y tan verdadero,
como es el de “Pincelín”.


P-De Pascual, de padre, de paz y de peluquero,
que con Josefa y sus hijos, transformarían su patio en restaurante puntero.


I-De ibérico, de invento, o tal vez de un ideal,
o de intentar ser un hombre para intentar ser genial.


N-De nacer, de nombre, de nocturnidad.
“Pincelín”, Mesón de Almansa
y nombre de don Pascual,


C-De clase, de casta, de cante, de calidad.
De cientos de chistes hechos con comicidad.
De corazón, de contento, de compartir amistad.


E-De empleo, de ejemplo, de encaje, de elemental.
De “ele” por las cocineras,
pues las queremos nombrar.


L-De latir, de leyenda, de loco, de libertad.
De lágrimas derramadas por no verte nunca más.


I-De intenso, de imperio, o tal vez de intensidad.
De importante, de incansable.
De incluirte en nuestras vidas y no sacarte jamás.


N-De nuestro, de nietos, de nervio, de necesidad,
De natural expresión para saber torear.
que nunca ninguna nube,
te pudo jamás nublar.

7-¿Qué es lo que no debe olvidar cualquiera que tenga un bar o restaurante?

Ser muy humildes. Siempre se puede aprender de los demás. Ser muy constante en el trabajo y sobre todo y ante todo ser respetuoso con la clientela y con los que nos rodean y convivimos a diario.

8-Háblenos de su familia y de quienes colaboran para que “Pincelín” siga gozando del prestigio adquirido.

El Restaurante Pincelín es un establecimiento de rango familiar. Son mis hijos Diego y Pedro, mis nueras Jose y Encarni y mis nietos/as quienes llevan el peso del establecimiento con la ayuda inestimable de mi hijo Juan y su esposa Juani. Y un importante grupo de personas que colaboran tanto en la cocina como en el restaurante.
De todas formas estas importantes personas serían poca cosa sin la confianza depositada en este restaurante por nuestros queridos clientes y amigos.

9-¿Cómo lleva la crisis económica actual?

La crisis nos está afectando como a todo el mundo. Soñando que pronto acabe y podamos volver a trabajar con algo más de seguridad.

10-¿Pincelín ha creado escuela en la restauración?

Por supuesto. Pedro (“Rincón de Pedro”), Rogelio (“Casa Rogelio”), Silverio (“Tapería”), Antonio (“El Bodegón”) y otros han pasado por aquí y son alumnos aventajados.

11-¿Qué le parece el empresariado actual almanseño en todos los campos? ¿Tiene tanta audacia, decisión y se arriesga como lo hicieron en su época, entre otros, su marido y Vd.?

Los momentos económicos marcan la vida de las personas. Los actuales son poco propicios para las aventuras empresariales.

12-¿A quién atribuye, aparte de su trabajo y esfuerzo, el éxito de su empresa?

A la plena dedicación. Mi familia ha vivido y vive íntegramente para dar servicio a nuestros clientes El que se vayan satisfechos es nuestra recompensa.

13-¿Cómo ve el esfuerzo ingente de nuestro Ayuntamiento por aumentar el turismo en nuestra ciudad?

Con esperanza de que sea reconocido y que los visitantes consuman en nuestra ciudad.

14-¿Está de acuerdo en que los hoteles, bares y restaurantes –puesto que son los más beneficiados- contribuyan con alguna tasa especial en los actos culturales y de promoción del turismo?

Entiendo que ya pagamos suficientes impuestos, para que, además, sean incrementados con tasas especiales. Nuestra contribución como restauradores deberá ser apostar por la calidad y dar un exquisito servicio a nuestros clientes.

15-Cítenos otros restaurantes para Vd. muy famosos, que no sean almanseños.

Citar a unos y no mencionar a otros, puede ser motivo de molestia para algunos compañeros. Por lo tanto, permítame que me limite a decir que son excelentes todos aquéllos que pertenecen a la “Asociación Española de restaurantes de la Buena Mesa”, a la que tenemos el privilegio de pertenecer.
Y como terminación de esta “Semblanza” o entrevista que me está realizando, me gustaría hacerlo levantando mi copa por nuestros numerosos y fieles clientes, como prueba del profundo agradecimiento a la confianza depositada en esta Casa. Confianza que nos obliga a una constante superación en la relación y trato que tenemos con ellos. ¡Se lo merecen todo!
Lo hago con un brindis muy especial y que me aporta muy gratos recuerdos y es el que utilizaba Pincelín, mi esposo, cuando se sentía feliz y muy a gusto: ¡¡¡Hay motivo!!!

¡Muchas gracias, Señora Josefa!

Cyrano de Bergerac, 28 de Octubre de 2010.

NOTA: Mi agradecimiento a don José de Santiago Llopis, maestro extraordinario y gran amigo de sus amigos.
http://blogs.periodistadigital.com/desdemaltaencuentros.php
http://elcafelitodelviernes.blogspot.com/

1 comentario:

cibersan dijo...

Buen trabajo el desarrollado con este blog... segui posteando.

Ahi te dejo para que lo cheques:

www.medicinanatural8.blogspot.com

fer